Extractor de película

Cuando haces un SWAP, necesitas dejar la punta del rollo afuera, una vez expuesto. Pero, que pasa si la película se vá hacia el interior del chasis? Alfredo compartirá su técnica para fabricar un extractor de película casero, y así nunca pierdas un rollo por este motivo! Una vez compré un rollo de diapositiva que hace tiempo quería probar. Cuando me disponía a ponerlo en mi LC-A, hice un proceso que siempre hago: antes de poner el rollo, lo suelto un poco dentro de su chasis para que la cámara no haga tanto esfuerzo al pasar la película, ya que al parecer mi refrigerador es muy potente y cuando guardo los rollos ahí como que se ponen más rígidos. Pero el muy torpe, en vez de girar en el sentido que se debía girar, lo hizo para el otro lado, y la película se metió completamente dentro. Luego de golpear la mesa y maldecir hasta a la señora de la esquina por mi error, pensé que debía existir una forma para poder sacarlo sin hecharlo a perder. Así que, emulando un poco el sistema de las máquinas que les mencioné, surgió este método sencillo y bastante efectivo. Necesitan: - Rollo a trabajar. - Un pedazo de negativo viejo y que no les importe romper (siempre habrá una tira con experimentos fallidos a la cual echar mano). - Scotch (TIENE que ser scotch, no puede ser algún otro tipo de cinta adhesiva). - Tijeras. Lo primero es cortar 3 cuadraditos en uno de los extremos de la película, de aproximadamente 1.5 cms cuadrados. La separación entre cada uno debe ser de alrededor de 5 a 7 mm. No importa que no sean perfectos, solo trata de centrarlos lo más posible. Luego, debes pegar el scotch y preocuparte de cubrir completamente los cuadraditos, y procurar que el scotch sea más ancho que los cuadrados, de lo contrario el proceso no va a resultar. La idea es que el scotch, además de servir como pegamento, de un poco de firmeza y refuerce los bordes de los cuadrados. Hecho esto,aquí viene la parte de precisión. Debes hacer girar la película dentro del chasis en el sentido que indica la flecha. Cuando la punta de la película pase por donde la haremos salir, oirás un click. Dependiendo del tipo de película, se escucha más o menos fuerte. Cuando lo escuches, debes seguir avanzando aproximadamente 3/4 de un giro completo. Si giras más, o menos, es más dificil enganchar la película. Con cuidado, y sin apuro, debes ir ingresando el negativo con la parte adhesiva del scotch hacia abajo, como se ve en la foto. Al hacerlo así, el negativo que insertas se ira pegando a la película que queremos salvar. Debes hacerlo con un poco de fuerza pero con calma, de lo contrario el pedazo de negativo se va a doblar y no podrás seguir insertándolo. Cuando los tres cuadraditos estén dentro del chasis, avanza hasta que ya no puedas hacerlo,o bien dejando entrar mas o menos 1cm extra luego de que pase el último cuadrito. Y finalmente, debes sujetar el negativo y tirarlo hacia afuera con un poco de fuerza y con movimiento constante,sin detenerte. Esto es importante porque si paras en la mitad o disminuyes la fuerza, el scotch se despega y tienes que partir desde cero. Y voilà, ya tienes tu negativo listo para ser expuesto nuevamente. O por primera vez, como cuando inauguré esta técnica. Puedes volver a utilizar el mismo negativo usado como extractor, siempre y cuando este no se haya doblado (el de la foto se dobló en un lado si se fijan, ya no lo podré usar otra vez) y acordandote de cambiarle el scotch. Ahora, para todos serámás facil participar en la convocatoria de los swap! LOMO ON! Recuerda que tu también puedes enviar tus artículos para que sean publicados en el Blog. Ingresa aquí para informarte como puedes hacerlo! Publicado el 02/07/2010

← Volver a portada del Blog