La Vendimia en el Valle de Cachapoal: ¡Tiempo para el vino!

293 A principios del otoño en el hemisferio sur es el momento perfecto para beber un poco de vino, comer algo de comida típica, ¡y participar en las fiestas de la vendimia! artículo por gatokinetik-o Todos conocemos de algún modo la calidad de nuestros vinos chilenos. ¡Sí! Esta vez, déjenme hacer de anfitrión de una de las fiestas más importantes de mi país: la Fiesta de la Vendimia. Esta fiesta involucra actividades que celebran la cosecha de uva de vinificación en la zona central de nuestro país, que pueden encontrarse desde el valle del Río Ligua por en el norte, hasta el río Ñuble y el valle del Itata, por el sur. Se considera que estos lugares poseen los suelos más fértiles y mayor productividad, y son también donde la industria del vino está experimentando una importante modernización e industrialización. Y además, ¡es la zona más poblada de Chile! Es aquí donde nacen las tradiciones típicas del campo chileno. Inicialmente la vendimia y sus actividades requerían una gran cantidad de mano de obra en un corto período de tiempo, y para evitar la escasez de este bien laboral, los productores recompensaban a sus trabajadores con estas festivas actividades! Por el hecho de poseer un clima mediterráneo, la región de O'Higgins es ideal para el cultivo y la producción de mostos de gran calidad. Aquí es también donde las fiestas son más organizadas y más derrochadoras en todo el país. Hay diferentes stands donde cada bodega que muestran sus mejores productos. Puedes ir degustando de puesto en puesto,  saboreando tu copa de vino y volver a llenarlo con la frecuencia que quieras! Y para evitar la embriaguez, están a disposición diversos productos locales y rurales, desde las clásicas empanadas, cordero a la parrilla, cerdo, charqui, anticuchos, prietas, longanizas, mermeladas, frutos del campo, cerveza artesanal, tartas de chocolate, encurtidos y más. Por último, inevitable entusiasmarse con unos pies de cueca, aunque los ritmos tropicales es lo que la lleva. Es mi escapada de otoño, pero aquí... ¡En mi ciudad! Espero que les haya gustado. Para mí, esta es una de las tradiciones mas importantes del campo chileno :D y una instancia perfecta para registrar todo de manera análoga, con mi querida LC-A+ combinada con un Kodak 200. ¡Que disfruten! 264 277 283 286 289 290 296 297 279 ¡El bonus track en medio formato! Tomada con una  Delmonta TLR y un Fujipro 800 expirado en quién sabe qué año, jajajaja. 003 LOMO ON! Publicado el 10/05/2013

← Volver a portada del Blog