Recordando: El proceso cruzado, experimentando con el color.

Si ya llevas un tiempo divirtiendote con tu cámara, seguramente ya has oído hablar de esto, e incluso puedes ya haberlo intentado. Y si eres novato, quizás ni te imaginas el mundo que existe detrás de este procedimiento. Sea cual sea el caso, e incitándote a seguir el espíritu experimental que todo lomógrafo debiera tener, a continuación te contamos como hacer para que el color inunde tus lomografias de una forma realmente increíble. Este post va largo... pero vale la pena leerlo enterito!!!! Es innegable que tu cámara te hace ver el entorno en el que mueves de una forma especial, y que cada momento que plasmas en la película fotográfica queda lleno de esa magia que tiene lo análogo. Ya sea con una secuencia de movimiento, un panorama o un lente plástico, tus Lomo hacen a tu mamá, a tu mascota o al chofer de la micro lucir de una forma única e irrepetible. Y es bastante probable que te hayas enamorado de la lomografia por eso, o bien por los increíbles colores que tienen las fotos que comúnmente ves en libros o en Internet. Y claro, cuando con emoción pusiste ese rollo que compraste en el laboratorio del supermercado en tu nueva lomo y lo mandaste a revelar, seguramente te sorprendiste ( y quizás incluso decepcionaste) por que los colores distaban mucho de lo que tu habías visto. Y no es que la cámara este defectuosa o que el laboratorio te haga mal el revelado, lo que sucede es que dentro del universo análogo existen muchos tipos de película fotográfica, cada una con su propio proceso de revelado y resultado diferente. En primer lugar se encuentran los rollos en blanco y negro, que fueron los primeros que se inventaron por allá por el año 1880 y cuyo resultado es el que su nombre indica. Puede haber con mas o menos contraste y de distintas asas y calidades, dependiendo de la marca y modelo que se elija, y su proceso de revelado varia de acuerdo al tipo de quimicos usados. Por otro lado, existen los negativo de color, que son los que puedes comprar en casi cualquier parte y te entregan un resultado que también varia de acuerdo a la marca, modelo y asaje, pero que en general serán colores normales y bastante similares a como son en la vida real. Su proceso de revelado se denomina C41 y es el que puedes hacer en cualquier laboratorio y no te van a poner caras raras. Y existen también los rollos de diapositiva. Años atrás era bastante común que, luego de esas merecidas vacaciones o cuando la abuelita visitaba a la familia, todos se reunieran frente a una pared blanca a ver fotos proyectadas y se rieran recordando todo. Bueno, esas fotos proyectadas se llaman diapositivas, y su proceso de revelado se denomina comúnmente E6. Como todos los anteriores, los resultados pueden variar de acuerdo a la marca y modelo que elijas, pero se destacan del resto por que la forma en que capturan los colores es mucho mejor gracias a los químicos que lo conforman, lo que los sitúa un peldaño mas arriba y pasan a ser considerados mas profesionales. Además, como las diapositivas se proyectaban, la película quedaba en positivo de inmediato por lo que no era necesario hacer otra cosa mas que poner cada foto en un marco, cargarlos en la maquina y verlas del porte de un muro.

El Proceso Cruzado o XPRO

Hay una de las 10 reglas de oro de la lomografia que es bastante útil en este caso: "No te preocupes de ninguna regla". Acá la cosa es entretenerse, disfrutar la experiencia fotográfica y lo mejor de todo, experimentar. Es por esto que en algún lugar del planeta alguna persona en algún momento tuvo su minuto de iluminación y pensó: "Que pasará si este rollo de diapositiva que acabo de usar, y que debiera revelar con el proceso E6, lo mando a revelar como si fuera un rollo normal, utilizando el proceso C41?" El tipo lo hizo, y cuando recibió el sobre con sus 36 fotos en papel quedo con la boca abierta de la impresión. En primer lugar, porque le entregaron sus fotos ampliadas en papel, siendo que esperaba los cuadritos para llegar a la casa y proyectarlos, y en segundo lugar porque sus fotos tenían unos colores que llegaban a encandilar, completamente saturados y con mucho contraste. Así, cual Cristobal Colon, este personaje descubrió lo que para nosotros vendría siendo un nuevo continente: el proceso cruzado, o x-pro. En teoría, este proceso se puede hacer en cualquier laboratorio, ya que todos los que puedan revelar los rollos normales pueden realizarlo, y lo mas entretenido de todo es que el resultado va a variar obviamente según la marca y modelo que elijas, pero también jugaran un rol importante el estado de los quimicos al momento de revelar. De todas formas es posible predecir el resultado que se puede obtener según la marca que elijas. Te mostraremos a continuación una pequeña galería de fotos tomadas con los rollos mas usados por los lomógrafos alrededor del mundo:

Agfa CT precisa: Un verdadero clásico un tanto dificil de encontrar

Fuji Sensia: Se pueden encontrar por estas tierras

Lomography x-pro: Disponibles en la Embajada

Kodak Elitechrome: Explosión de color!

No es extraño que tu Lomo sea la primera camara análoga que hayas tenido en tu vida, mas aun ahora que vivimos rodeados de megapixeles. Por lo mismo, te dejamos invitado a atreverte y probar usando este tipo de pelicula, que si bien es un poco mas cara que los rollos normales el resultado vale completamente la pena. Ademas, si tienes algun tipo de pelicula que recomendar o si quieres compartir tu experiencia puedes hacerlo ya que siempre es rico intercambiar estos datos. La Embajada - El Futuro es Análogo Publicado el 09/12/2013

← Volver a portada del Blog