TIP: Positivando redscale de forma casera

Hace un tiempo, Fabián nos envió un tipster personal para poder escanear la película redscale, que puede tener cierto grado de dificultad. Esta es una manera muy artesanal que facilita el proceso, ¡económino y  entretenido! artículo escrito por fabian Luego de revisar bien mis negativos (después de meses de haberlos revelados), me di cuenta de que no todas mis fotos las habían copiado a papel. Nunca supe el por qué ya que las había revelado en una ciudad muy lejos de aquí, así que me dispuse a escanearlas en un scanner normal pero luego de algunos intentos me di cuenta que no se podía ¡y que necesitaba un scanner especial para negativos! Busqué y busqué y di con algunos tutoriales de cómo escanear sin scanner que me parecieron complejos, pero el principio era el mismo. Así que no me di por vencido y llegué a un proceso propio que compartiré con ustedes. Lo primero que hay que tener claro es que esto es totalmente experimental, ya que se pueden ir modificando los pasos a gusto de cada uno. En este caso, la finalidad era reproducir la imagen del negativo lo más fielmente posible.

¿Qué necesitamos?

  • 2 soportes grandes (1 metro más o menos, pueden ser dos pisos)
  • 2 soportes pequeños (yo usé un bastidor)
  • 1 trozo de vidrio (igual o más grande que el espacio comprendido por los soportes pequeños)
  • Cámara digital
  • Trípode
  • Fondo blanco y plano del material que sea.
  • Fuente de luz (una buena lámpara)

Paso 1: Montaje

Colocar el fondo blanco en el suelo (sería entretenido ver qué ocurre con otro color). Luego, sobre el fondo los dos soportes a una distancia de entre 20 y 40 cms. y encima de éstos, los soportes pequeños. Después ubicar el vidrio sobre los soportes pequeños y la fuente de luz apuntando hacia el fondo (por debajo del vidrio).  

Paso 2: Cámara y película

Lo ideal es que nuestra cámara tenga la opción manual para que podamos controlar la velocidad de obturación (si es que nuestra fuente de luz es muy débil) ya que debemos quemar el fondo a blanco absoluto. Para que la imagen sea limpia configurar la cámara con el menor ISO posible y con temporizador, así nos vamos aseguramos de que la imagen saldrá sin movimiento. En este momento, podemos poner la película sobre el vidrio y situamos la cámara a distancia en donde el negativo llene el encuadre. Cruzamos los dedos y disparamos. ¡Ojo! Disparar con el flash de la cámara deja una mancha de la luz reflejada en la superficie del negativo. Descubrí que al invertir los colores, en algunos casos se puede ver bien :)  

Paso 3: Positivado

En este punto, puedes elegir cualquier programa (yo usé Photoshop) que te permita invertir los colores de la imagen y ajustar los niveles a tu gusto. Después de de esto, seleccionas el fotograma, lo recortas, lo giras y finalmente inviertes los colores.
Como la película es una redscale, al invertir los colores resulta una foto con matices muy cianes, ya que la película en sí ya es de un color rojo anaranjado. Para solucionar este  pequeño "problemilla” (con comillas porque también me gusta con estos nuevos colores), Photoshop tiene la herramienta de Tono Automático, que nos devuelve los colores originales rojizos de la foto aunque con cierto ruido azul,  pero lo atribuyo a que no usé una cámara muy buena, me imagino que con un lente y sensor buenos los resultados debiesen ser mas “limpios” (: Voilà! Así de fácil es “escanear” y positivar nuestros negativos en escala de rojos. El gran plus que le veo a esta técnica es que se puede experimentar bastante: cambiando el color del fondo, disparando con flash, jugando con el balance de blancos, curvar la película, ¡infinidad de posibilidades! Los dejos con otros resultados y espero que haya servido de gran ayuda este tipster improvisado.   ¿Qué les pareció el tip? Muy sencillo y manual, para jugar muchas horas con esos redscales :D Si quieren ver más fotos de Fabián, pueden revisar su lomohome aquí. LOMO ON!      Publicado el 06/07/2012

← Volver a portada del Blog