¿Recortar o no recortar? Ésa es la cuestión

por augenblick

Mientras muchos prefieren presentar sus fotografías sin editar, directamente de la cámara, resulta que un poco de post-producción puede transformar buenas imágenes en algo mejor. ¿Sabías que algunas de las fotografías más icónicas están "cropeadas"? artículo original por denisesanjose Encuadrar  apropiadamente tus tomas para incluir una imaginería vital, puede dar como resultado fotografías magníficas. "Menos es más" suele ser a veces un gran consejo, como veremos en estas conocidas fotografías (primero es la que salió a la luz y luego viene la original). La carátula del disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles, fotografiado por Michael Cooper. El entintado es posterior a la toma y el recorte fue bastante generoso (:   El clásico "Dali Atomicus", surrealismo por Philippe Halsman. Vean cómo se evidencia el montaje y los artilugios en la foto original.   La reconocida "Napalm girl" fotografiada por el vietnocanadiense Phan Th? Kim Phúc, quien ganó un Pulitzer por esta cruda imagen.   "Igo Stravinsky" fotografiado por Arnold Newman. Un serio recorte para poder obtener una composición simple y poderosa.   La serie de Aretha Franklin, "Halos", del fotógrafo Art Kane para la revista Esquire Magazine. La foto corresponde al primer fotograma de la tira de contactos de Kane.
  Che Guevara, en el famoso "Gerrillero heroico" de Alberto Korda que ha llegado hasta los estampados en poleras.

Y para el gran final, el mismísimo Cartier-Bresson hizo una importante post-producción con su instante decisivo (esperamos no romper ilusiones aquí).


  ¿Un poco impactante? Nos interesa saber qué piensan ustedes de la post-producción análoga, ¿lo hacen con sus fotos o están absolutamente en contra? ¡Esperamos sus comentarios! LOMO ON!  Publicado el 29/06/2012

← Volver a portada del Blog