20 años de Lomography: Una breve mirada al Manifiesto

Hace 20 años se dio a conocer el Manifiesto de Lomography con el que quizás muchos de ustedes ya están familiarizados, sin embargo nunca está demás volver a los orígenes y les traemos un pequeño trozo del Gran Libro (el capítulo 3), algo de lectura para los más mateos :B artículo original de  cruzron ¿Cómo nacieron el "Manifiesto de Lomography" y las "10 Reglas de Oro"? Ambos fueron inspirados por los primeros doce meses de Lomography llenos de aventuras, discusiones y pensamientos que capuraron los jóvenes austríacos. Un lomógrafo escribió el "Manifiesto de Lomography" una tarde de comingo y más tarde, le dio el papel a otro para su cumpleaños número 25. Unos días más tarde, armaron juntos las "10 Reglas de Oro de Lomography" y todo estaba listo, ¡la Sociedad Lomográfica estaba a punto de ser oficialmente fundada! Justo antes de la primera exhibición en Noviembre de 1992, el "Wiener Zeitung" (períodico vienés) preguntó qué era examente "Lomography" y los lomógrafos simplemente enviaron por fax el manifiesto a la imprenta, la que lo publicó palabra por palabra el 5 de Noviembre de 1992.

"El Manifiesto de Lomography"

Lomography no es una idea brillante creada por un estratega del marketing, un inventor o un artista. Lomography nace como una consecuencia de un encuentro accidental relativo a condiciones técnicas, económicas, sociales y artísticas. Y fue desarrollada como tal. El nombre "Lomography" deriva de un fabricante de cámaras en San Petersburgo (LOMO = Leningradskoye Optiko Mechanichesckoye Obyedinenie), que otorgó al mundo una cámara revolucionaria: es extremadamente amigable con el usuario (dimensiones: 10 x 6 x 4 cm, similar a una MINOX), tiene una facilidad óptima de exposición automática, un extraordinario lente gran angular (32mm, con una tapita "cerrable", nitidez impecable y alto rango focal). Finalmente, pero no por eso menos importante, debido a su sorprendente bajo costo, esta cámara representa un nuevo acercamiento a los aspectos técnicos de la fotografía, es decir Lomografía. En términos comerciales, varias cadenas de supermercado pavimentaron el camino para Lomogoraphy. Recientemente se ha vuelto posible "poner hasta 38 fotos en papel" (revelado + 38 ampliaciones en 7x10cms) por aproximadamente 100 chelines, mientras que la generación previa tuvo que pagar el cuádruple. Esta caída en los precios y la expanción de la demanda fotográfica puede evaluarse como una indicación del potencial artístico y creativo latente en el sujeto moderno que va a comprar al supermercado. Sin embargo, fueron las condiciones sociales y artísticas de los noventa que impulsó a Lomography y la convirtió en lo que es hoy: altamente elitista y en varios aspectos mejor que algunas instituciones culturales que luchan por sobrevivir o tienen que ser subvencionadas por el estado. Por el contrario, son más las expresiones creativas que surgen sin avergonzarse, incluso del "sector privado"  (patrocinios, fiestas con entradas, exhibiciones privadas, bandas, publicidad, películas y bandas sonoras). Además, la composición y el arte se entienden como un medio neutral de expresión. En muchos casos, la expresión artística van más allá de los intereses comerciales de los autores y por lo tanto desafían al Estado soberano y sus reglamentos, a menudo, medievales  (regulaciones comerciales, leyes de los medios de comunicación) en relación a la radio pirata, los graffitis, carteles ilegales y similares. Hoy en día las tencencias no son reconocidas en el arte por su contenido. De acuerdo a encuestas de opinión, cambian cada vez más rápido en la fase experimental del pluralismo social, mientras que los tiempos de rigidez dogmática se van extinguiendo. La inmediatez, audacia y velocidad con las que diferentes puntos de vista y contenidos conflictivos se transmiten, a menudo al mismo tiempo, en el mejor de los casos son percibidas como un estándar del "espíritu de la época" - una tendencia. Lomography es una forma artística de expresión, rápida, inmediate y desvergonzada. Debido a las condiciones comerciales, los lomógrafos pueden ser independientes de las limitaciones económicas en gran medida. Los costos materiales son reducidos al mínimo y por lo tanto, el financiamiento de una disciplina ya no es un problema cuando se trata de tomar fotos. El "experimento extravagante" es encontrar el camino a la fotografía masiva. Principalmente, se trata de la tecnología de la LOMO LC-A lo que le da su verdadera identidad. Cabe en cualquier bolsillo de pantalón, tiene un gran angular y es fácil de usar (efoque rápido y todo lo demás es automático). De este modo, preparaciones tediosas y en particular la vista a través del visor, no son necesarias. Cuando se "dispara desde la cadera" el motivo de vida no puede ser influenciado o tomado por sorpresa en términos de su apariencia. La esencia de los métodos lomográficos yace en el corto tiempo que existe entre descubrir tu motivo y la exposición. Así es como la vergüenza de tomar fotos y la "privacidad" se desarman - un deseo declarado de Lomography. Esto se aplica particularmente a los niveles de "poca luz", los que no son un problema para la LOMO LC-A: un poco de luz, el tiempo de exposición correcto (sin flash) y el gran angular te protege del efecto borroso que suele dar el pulso.  Esto hace posible dar a conocer nuestras esferas personales; suele pasar que de noche y debido al tiempo de exposición y huellas de movimiento, el color amarillento de la luz artificial entrega una autencidiad en las fotos que suele eliminarse cuando se utiliza flash. Lentamente nos acercamos al centro de la lomografía. Temas de trabajo artístico y constrcción toman un segundo plano. La fotografía no está pensada sino que emerge como un documento y al mismo tiempo, es una parte integral de la situación. No hay "buenas" o "malas" fotos, solamente más o menos "verdaderas", "auténticas". Esto es lo que se logra a través de una rutina casi mecánica, sin premeditación de las tomas. Lo que es más importante para los lomógrafos es que el papel paradojal del voyerista inteligente puede ser capturado al centro de la escena. El arte de la "basura", el deseo de publicar, la alegría en el consumo y en los números masivos (no hay motivo que no valga la pena ser lomografiado), la destrucción de prácticas tradicionales son la sal de Lomography, los supermercados la mantequilla y la LC-A es el pan. El comercio y la tecnología han puesto la primera piedra para que la lomografía signifique un medio contemporáneo de expresión fotográfica. El desarrollo social al final del siglo XX (liberalismo y pluralismo progresivo) destiñe los límites entre público y privado; entre el arte, el consumo y el comercio; entre lo general y lo específico. Es allí donde se establece Lomography, ser capaz de disfrutar un paseo entre estos límites, los lomógrafos y sus LC-As se transforman en una feliz pareja en casi todas las situaciones de la vida. Toda la escencia de Lomography se puede encontrar en el Gran Libro LOMO LC-A, que con casi 4kg de puro espíritu lomográfico sigue siendo por definición un libro de tomo y lomo. LOMO ON! Publicado el 06/11/2012