Un lomógrafo conversa con la radio Bío Bío

Foto por calfaroz

Hace unos meses, la radio Bío Bío le hizo una entrevista breve a uno de nuestros más notables miembros de la comunidad: Carlos Alfaro, más conocido como calfaroz en Lomography. El motivo fue el interés de la emisora en nuestra comunidad y cómo siente él la posición que adopta lo análogo dentro de esta era tan digital. entrevista por Camila Navarrete   ¿Crees que Lomo ha ayudado con el "revival" de los rollos y su revelado? ¡Estoy más que seguro! De hecho calzan súper bien las cosas. Más o menos el año 2008 a la gente le empezó a picar el bichito por las cámaras DSLR (las reflex digitales), lo que ya pronosticaba una perdida significativa del uso del rollo. Era casi definitivo. Justo ese año comenzó fuerte la moda Lomográfica, especialmente por los comentarios que nos llegaban de España y, obviamente, Chile no se quedó atrás. Recientemente vimos la quiebra de Kodak (tal vez una de las marcas más amadas por los que nos dedicamos a la fotografía análoga) y su decisión de continuar solamente con la linea del film. Si bien es mucho lo que vende para cine, lo que podría ser la excusa, solo en la página de Lomography hay más de 12 variedades de rollos Kodak. Desde el Portra 160, que es uno de los que más se usa a nivel artístico profesional, hasta el Ektachrome, que es una "joyita" para experimentar procesos cruzados y colores fantásticos. Y lo vemos tanto en formato 35mm como formato medio (120mm), 110mm y sus revelados y copias (cosa que no nos hubiéramos imaginado cuando comenzó el pick digital). ¿Crees que la fotografía análoga puede morir en algún momento? Creo que se ve amenazada, pero no va a morir. Me gusta compararlo con el papel de diario o un libro impreso. Si bien leemos las noticias en internet, twitter y los libros se pueden poner en tablets, la sensación romántica sigue ganando un poquito. En ese sentido esta generación es súper respetuosa ante los medios que usaban nuestros padres y abuelos, y en el camino que va lo más probable es que rescate más cosas del "pasado" antes que las elimine. Como lomógrafo, ¿revelarías tus propias fotografías? De todas maneras. Claro que color es un poco más difícil, son más químicos, es más tiempo, pero las blanco y negro, siempre que puedo, las revelo yo. Es un proceso exquisito y el solo hecho de trabajar en una pieza obscura en cierta forma "te da un escape del mundo" por un ratito. ¿Cómo crees que afecta la era digital a las cámaras de rollo y en qué sentido? Hay distintas miradas frente a esto. Me ha tocado conversar con colegas que tratan bastante mal a esta "Era Digital", en algunos puntos tienen razón. Como decía una campaña, muchos fotógrafos "toman la foto en vez de hacer la foto". Es una pena ver que se pierden parte de lo lindo de esperar el revelado y varios procesos exclusivos de lo análogo. Pero mi mirada es más positiva, la fotografía está al alcance de casi todos hoy en día, y mostrar una forma que para muchos es "diferente" hace que se valore mucho más el rollo y el hecho de tener tus fotos en tu mano, no mirarlas en un monitor. ¿Crees que se pueda volver a ser masivo el uso del rollo y revelado? Yo veo que se masifica de a poco, pero claramente no va a ser como en los '90. Lo "inmediato" que tiene la fotografía digital, los celulares, instagram es algo que la gente ya quiere y cumple con una necesidad. Las agencias no están dispuestas a esperar y gastar en revelados, las familias quieren ver si salieron con los ojos cerrados en la foto y otros quieren mostrar lo que están almorzando por instagram, haha. El uso del rollo va a ser masificado en un formato mas romántico y emotivo, y eso es justamente lo que ha generado una comunidad gigante hoy en el mundo dispuesta a jugar con luces, colores, formas y químicos. Mientras existan fotógrafos curiosos buscando lograr lo inesperado, el rollo va a seguir vivo.
LOMO ON!   Publicado el 16/11/2012