Tipster: ¡Transfiere tus fotos a placas de madera!

¿Has visto alguna vez esos paneles de madera con una fotografía impresa? ¡Este tipster funciona perfecto para quienes gustan de hacer regalos a mano y se han cuestionado alguna vez cómo lograr ése resultado! inspirado en un artículo de whollykao La premisa es muy sencilla: tomas una fotocopia barata de alguna fotografía, la adhieres a un trozo de madera usando gel medium y luego raspas todo el papel hasta que te quedas sólo con la imagen (incluso hay hasta un video que te muestra paso a paso). Sin embargo, quiero compartir mi experiencia con tal de que te sea aún mucho más sencillo llevarlo a cabo cuando quieras hacer un excelente y único regalo.

¿Qué necesitas?

  • Una base de madera clara del porte y forma que quieras.
  • Gel medium (brillante u opaco, como prefieras).
  • Brocha de pelos o de esponja, de un tamaño acorde a la madera.
  • Una foto impresa con láser en papel de fotocopia.
  • Un paño de cocina.
  • Sellante o barniz.

Paso 1: La Madera

Creo que cualquier madera funciona, pero busca algo que no tenga muchas marcas y que sea de superficie lisa, ya que afectará tu imagen final. Aquí se usó un terciado de abedul de 30x30cms que no tiene muchas astillas, pero en el caso que la tuya las tenga, lija un poco los bordes para suavizarlos.

Paso 2: La Fotografía

Dos reglas básicas: ocupa el papel más barato que encuentres, como el de fotocopia, y asegúrate de imprimir en una láser. Las imágenes de impresora a tinta no se transfieren con este método, ya que la tinta es soluble en agua. Otra cosa importante, todas las imágenes quedarán espejadas una vez transferidas a la madera, si ésa no es tu intención, invierte tu imagen en algún programa de edición antes de seguir (: Estas fotografías son en blanco y negro, ¡pero las a color funcionan estupendamente! Una vez que tengas tu imagen, recórtale los bordes para no tener trabajo extra que hacer en el paso 4, que es cuando removemos el papel.

Paso 3: Adhiriendo la imagen

El gel medium lo puedes conseguir en librerías especializadas en artículos de arte (la Color Animal tiene una gama amplia) y para este tipo de trabajos, lo ideal es ocupar uno ligero, no muy denso. Una vez que ya tengas impresa tu imagen, es momento de aplicar una capa moderada de gel medium sobre la madera con tu brocha y enseguida poner la hoja con la impresión hacia abajo. Para eliminar posibles burbujas y que quede bien estirada sobre la superficie, puedes usar una espátula y pasarla gentilmente el papel (¡no queremos que se rompa!), así también aprovechas de eliminar posibles excesos del gel medium. Si no tienes una espátula, cualquier tarjeta plástica puede hacer el trabajo perfectamente. Una vez que esto esté hecho, debes dejar que se seque durante la noche (calculemos al menos unas ocho horas como mínimo para asegurar un buen resultado). Antes de retirarte, recuerda limpiar la brocha, volverás a necesitarla (:

Paso 4: Removiendo el papel

Entonces, ya es otro día más y te sientes como niño en Navidad porque es tiempo de "descubrir" el resultado. Ya que está seco el gel medium, ¡hay que remover el papel! Pero para que no se transforme en una batalla épica, vamos a humedecerlo: moja completamente el paño de cocina (ojalá no sea el más nuevo), no lo estrujes y cubre toda tu madera con él, déjalo ahí unos cinco minutos para que el papel se empape también y sea más fácil de quitar. ¡Manos a la obra! Esta parte requiere bastante tiempo y paciencia, hay repetirlo un par de veces y puede tomar hasta 45minutos (depende del tamaño que estés haciendo). Con la ayuda de tus dedos, frota el papel que debería empezar a deshacerse en pequeños gusanitos (si no lo sientes muy domesticado, déjalo remojando con el paño más tiempo)... Y así, frota hasta que ya no quede nada de papel o se te desgasten los dedos en el intento. Es un proceso un poco sucio, pero muy entretenido y es emocionante ver cómo se ve revelando la imagen (los que tienen su laboratorio manual en la casa, sabrán de qué emoción se trata). ¡Ta daaa! Una vez que dejaste tus manos en el proceso, es tiempo de dejar secar tu madera antes de proceder a finalizar la obra. Puedes salir a pasear o una buena película funcionaría perfecto.

Paso 5: Barnizado

Cuando ya esté absolutamente seca la madera, es tiempo de barnizar. La misma brocha que utilizaste para esparcir el gel medium te servirá para aplica un par de capaz de barniz, lo ideal es usar uno transparente que no altere el color de la imagen, pero quiénes somos nosotros para impedirte experimentar, ¿verdad? ¡Eso es todo! Ya tienes tu foto favorita en un trozo de madera y posiblemente uno de los mejores regalos que puedes hacerle a alguien. Si lo pruebas o lo has hecho antes, ¡comparte tu experiencia! Éste es otro ejemplo feliz de Esther:   LOMO ON!   Publicado el 26/10/2012