Arma tu Redscale Casero

Una de las primeras películas exclusivas que tuvimos fue la Lomography Redscale de 100 asa, cuyos resultados seguramente todos conocen. Hoy les traemos un método para poder hacer un redscale en tu casa, y así ir variando los resultados de tus fotos! Artículo escrito por kutshie Este proceso es de lo más simple. Necesitas los siguientes materiales: - Un rollo de película fotográfica. 400 asas es lo ideal, pero puedes usar cualquiera. - Un carrete vacío pero que tenga un pedazo de película afuera. Si vas a cualquier laboratorio y los pides (amablemente) te los regalarán, procura que sea de las mismas asas que la película original! (en las fotos aparece uno diferente pero éstas son solo referenciales). - Tijeras. - Scotch, pero si puedes utilizar masking tape mejor aún! El montaje es así. Primero debes cortar la punta del negativo que vas a convertir a redscale, para que quede recta como la punta del carrete receptor. Luego, pegas ambos extremos, pero haciendo coincidir las películas al revés como se ve en la foto. El chasis de color verde es la película fresca, y el celeste el receptor. Así que, una vez unidos, debes comenzar a traspasar toda la película de un carrete al otro. Este proceso debe hacerse en un lugar oscuro, o la película se velará!!. Lo que yo hago es encerrarme en el closet durante la noche, así me aseguro que me aparezcan fugas de luz tan grandes. Entonces, una vez traspasada toda la película, cortas el negativo dejando una punta en el carrete original, que te servirá para armar otro redscale. Y eso es todo, ya puedes cargarlo en tu cámara y salir a pintar todo en escala de rojos! Importante: Hay algunas cosas que debes saber antes de hacer este truco. - Cada película va a dar resultados diferentes, ya sea con más o menos contraste, rojos mas intensos o mas deslavados. - Si vas a usar una cámara con fotómetro, la idea es sobre exponer el rollo dos puntos. Eso significa que, si usas un rollo de 400 asas para hacer un redscale, debes considerarlo como si fuese uno de 100 asa. Ahora, puedes ir jugando con los tiempos de exposición a medida que avanzas el rollo, para pasar de una foto con rojos super intensos a una con un aspecto antiguo muy especial. - Si vas a utilizarlo en una cámara como la Fisheye o la Diana Mini, obtendrás los mejores resultados haciendo esto con una película de 400 u 800 asas, de lo contrario las fotos quedarán demasiado oscuras! Los dejo con una pequeña muestra de los resultados que he obtenido haciendo estos experimentos. Acá usé varias películas diferentes, y las expuse en una cámara que tiene fotómetro, por eso hay variaciones de color. LOMO ON! Publicado el 03/05/2011