Tip: ‘Una Cazuela de Película!’

Durante al menos 18 años, en el común de los casos, uno siempre está comiendo cosas preparadas por la misma persona. Es normal habituarse a los sabores de las comidas, así como seguramente es (o fué) normal para tu familia verte acarreando tus cámaras a cuanta posibilidad se te presenta. Hoy les traemos un tip que les enseñará a obtener resultados mega psicodélicos y aleatorios con la ayuda de tu chef preferido! Artículo y fotos por mandi. De vez en cuando puede que tu adorada película de 35mm quiera sumergirse en tu cazuela y nadar entre las papas, el zapallo y la carne mechada. ¡déjala! En una oportunidad metí un rollo de 35mm en un fondo hirviendo de cazuela (o puede ser también agua, si es que estás a dieta), y la dejé ahí a fuego lento. El truco es hervir la película a tu gusto: si prefieres que las fotos te queden "al dente" (es decir, no demasiado "cocidas", sin mucha distorsión de color) en uno o dos minutos estarán listas. Si se hierve durante mucho tiempo no habrá mucho que ver! Importante: la parte externa de la película (las primeras fotos) se verá más afectada por la temperatura, ya que el calor pasa de afuera hacia adentro progresivamente. Mientras más hiervas el carrete, más parte de película se verá afectada. Hervir durante demasiado tiempo destruirá todo lo que hayas fotografiado, así que ojo con excederte! La sopa añade aspectos “inesperados” porque los ingredientes pueden afectar de distinta manera a la emulsión. ¡Prueba con leche, aceite, tomates! LOMO ON! Publicado el 25/03/2011