Recuperando caseramente el formato de 126mm

Foto por gaisi

¿Cuántos habrán heredado una Kodak Instamatic? ¿Han podido cargarla alguna vez con un rollo de su formato? Escaso, difícil, extinto. ¡El mítico 126mm puede ser revivido con la pequeña ayuda del siempre fiel 35mm! La empresa italiana Ferrania fue la última en producir el formato de 126mm, lanzando la última tira de cargas a finales del año 2007. A estas alturas del partido, estas pelícuas son casi una reliquia. Si bien existe el rumor de que ADOX, productora alemana de insumos fotográficos, tenga un proyecto para retomar la producción del ADOColor 126 en "veremos", esto se estaría terminando de conversar a finales del 2012 que todavía ni empieza. ¿O sea? Mucho tiempo. Este es el motivo por el que se han vuelto escasas en el mercado, casi extintas; las que existen muy posiblemente están vencidas (jamás un impedimento lomográfico), por lo que las cámaras que fueron hechas para ese formato, han quedado ligeramente olvidadas y ocupan un puestito en alguna repisa, acumulando nada más que polvo o alguna una mirada frustrada por no poder usarla... ¡Pero! Hace unos días, recibimos en LomoTumblr una consulta acerca de estos rollos, si era factible encontrarlos en alguna parte de nuestro territorio nacional. La verdad es que enviamos a nuestro amigo en una aventura incierta para encontrarlos, con la mejor de las suertes (aún no recibimos noticias, ojalá las tengamos en algún momento). El caso es que nos motivió a hacer una pequeña búsqueda por nuestra parte para ver la posibilidad de revivir la utilidad de esa Agfamatic 100 que encontramos entre los cachureos del abuelo o al fondo del closet de la tía del sur. ¡Y encontramos un artículo! Con la ayuda de vgzalez podemos hacer nuestro propio Frankefilm de 126mm sin mucha dificultad. Cosas que vamos a necesitar: -Catridge vacío de 126mm (a salir a buscar, amigos). -Catridge llenito de 35mm de 24 exposiciones. -Tijeras. -Cinta aislante negra. -La pieza más oscura que puedan conseguirse. -Guantes de algodón (opcional).

Paso 1

Normalmente en los laboratorios de revelado, los catridges suelen abrirse sin mucho cariño. Sin embargo, abrir éste es bien sencillo: hay que tomarlo con las dos manos, por sus costados y retorcerlo un poco hasta escuchar un sonido como "crack", que nos indica que se ha roto el cierre del lado izquierdo. Ahora simplemente abrirlo con calma hasta separar completamente las dos piezas. (Si por esas casualidades se encontraron un rollo con carga vencida, hagan esto dentro de la habitación oscura para poder guardar las fotos).

Paso 2

En el interior del catridge, al costado derecho, debería estar el carrete en el que va la película original, allí pondremos la de  35mm. En este paso es importante alinear bien la película al carrete para que no tengamos problemas al enrollarla. Entonces, tomamos el cachito que sobresale del catridge lleno y lo pegamos con la cinta negra al carrete del de 126mm, que quede bien firme, bien puesto. En este punto, tenemos que ir a encerrarnos a la cueva más negra que hayamos encontrado, con las dos partes del catridge y la película en mano. (En este paso, también pueden aprovechar experimentar con un redscale casero)

Paso 3

Si tienen guantes de algodón, es mejor que ya los tengan puestos. Si no, lávense bien las manos con harto jabón (detergente también sirve para los más obsesivos) y no dejar huellas de ningún tipo en la película, considerando que la van a manosear harto. Una vez envueltos en oscuridad, vayan enrollando la película en el catridge, sin apuros, es mejor que vayan de a poco para asegurarse que quede bien alineada. Cuando lleguen al final y no puedan sacar más película, córtenla lo más cerca del catridge que puedan para no perder mucho material. (No salgan de la pieza oscura antes de empezar el...)

Paso 4

Lo que sigue puede parecer bastante absurdo: desenrollen la película del carrete tal como si tuvieran otro imaginario, la idea es hacer un nuevo rollito con la película, lo suficientemente apretado para que quepa dentro del espacio del catridge de 126mm. ¿Por qué, si ya estaba listo en el carrete? Simple: en este formato, la película pasa desde el lado izquierdo (sin carrete) para que, a medida que se van tomado las fotos, se vaya enrollando en el lado derecho, donde va el carrete. Una vez hecho esto, tomamos a tientas el catridge (déjenlo cerquita, sobre alguna mesa/silla), insertamos el carrete en el compartimiento correspontiene y estiramos la película hasta que ésta entre en el otro. La parte más sensible acabada. Respiren. Ahora pueden cerrar la carcasa y, para asegurarse de que no tenga fugaz de luz, pueden rodear los contornos con más cinta aislante. Asegúrense que la ventanita que tiene el catridge por su parte posterior, también esté sellada con cinta. ¡Ya tienen el Frankefilm de 126mm listo para cargar esa Minolta Autopak! :D  
IMPORTANTE al momento de fotografiar
Hay que saber que la película original de 126mm tenía una sola perforación por fotograma, lo que le indicaba a la cámara que éste había corrido correctamente y está listo para la siguiente captura. ¿Nuestra película de 35mm? Tiene hartos más. Para seguir con los trucos, lo que se hace es cubrir el objetivo con la mano cada vez que tomamos una foto, proceder a tomar otra y pasar la película un par de veces. Esto permitirá un espaciado entre cada fotograma, de lo contrario, tienen la opción de generar una increíble panorámica (lo que no es malo tampoco).  
¡Se acabó el rollo!
Volvemos, entonces, a la misma habitación oscura que nos permitió cargarlo. Abrimos el catridge, desenrollamos nuevamente la película del carrete, para hacer el mismo rollito que en un principio, sólo que esta vez la despegan del enganche que hicieron con la cinta, la cortan (para no dañar la película) y meten el rollo en algún cartucho de papel negro o que sea black-out. Para doble seguridad, envuelvan ésto después en papel alusa foil. ¡Están listos para llevarlo al laboratorio amigo! No se olviden de mencionar que es un rollo experimental y que quieren todas las fotos :D   Mucha suerte y LOMO ON! Publicado el 22/12/2011

← Volver a portada del Blog