La Magia de los Primeros Años del Cine – A trip to the moon

Trip to the Moon - Lomochile Para esta tercera entrega, no podíamos olvidar la clásica obra de los primeros años del s. XX: "A trip to the Moon", titulada originalmente "Voyage dans la Lune"; basada en la obra de Julio Verne, "De la tierra a la luna" (1865) y en "El primer hombre en la luna" (1901) de H. G. Wells. Totalmente revolucionaria para la época y magistralmente dirigida por el, ya mencionado innovador cinematográfico,  Georges Méliès. Cabe mencionar que además de ser el film más popular de Méliès, es también el número 400 en su carrera como director, armándose sobre un desorbitado presupuesto de lo que, en ese momento, eran 10,000 francos. Fue de las primeras películas protegidas por una ley similar a la del anti-pirateo de hoy en día, sin embargo (y como dato curioso), el equipo técnico de Edison se las arregló para robarse una copia y distribuirla en Estados Unidos. A trip to the Moon - LomoChile Con una duración de 14 minutos, treinta alucinantes escenas y el propio Méliès actuando como protagonista (además de haberse hecho cargo de todo lo demás), "A trip to the Moon", fue todo un impacto en la historia del cine. El uso de trajes y telones pintados parecen hablar desde una perspectiva teatral, incluso experimentó con efectos especiales tal vez primitivos a primera vista, pero no se olviden que estamos hablando del año 1902. Hasta podría decirse que esta película parece ser la primera dentro del género de ciencia ficción. La trama desenvuelve la historia de un grupo de seis astronautas  que decide viajar a la luna, en donde tienen un encuentro cercano con los habitantes del satélite: los selenitas, que debido a un accidente inintencional por parte de los terrícolas, intentan vengarse de ellos. Los astronautas deben ingeniárselas para escapar del Rey Lunar y volver a la Tierra como héroes espaciales. Aquí lo dejamos casi completo, faltan unos pocos minutos (:
  El cine análogo entrega esa sensación de que todo puede ser mágico con un simple rodar de carrete. Si todavía no estás familiarizado con la Lomokino, ¡échale un vistazo y dale una vuelta kinética a tus momentos cotidianos!   LOMO ON! Publicado el 16/12/2011

← Volver a portada del Blog