Diana Mini: El Tamaño no Importa

La primera vez que tomas una Diana Mini sientes algo especial. Es difícil imaginar como una cámara tan pequeña podría incluso tomar fotos, ya que incluso pasaría fácilmente como objeto decorativo, más aún si estás habituado a manipular una Diana F+, una Holga o incluso una LC-A+ o una Actionsampler , cámaras que son más grandes y robustas. Pero aún así, luego de superada la emoción inicial, y cuando la cargas con el primer rollo, el solo escuchar como suena el disparador al tomar la primera foto te incita a disparar y disparar.

Y claro, la Diana Mini está pensada para eso. Usando película de 35mm (la típica, esa que puedes comprar hasta en el almacén de la esquina), te permite sacar 2 tipos de fotos: el característico y especial formato cuadrado de la Diana F+ o el increíble y vintage formato de medio cuadro. Esto quiere decir que puedes llegar a sacar hasta 72 fotos por rollo, ideal para los que gustan portar una cámara consigo todo el tiempo. Además, al estar inspirada en la famosa cámara de los 60, su cualidad más importante se preservó: el lente es exactamente igual al de la Diana original y de la Diana F+, por lo tanto ese efecto de antigüedad, con el aspecto de túnel que genera ese desenfoque hacia las esquinas sigue intacto y preparado para hacer de cada una de tus fotos algo impresionante. Como su hermana mayor, la Diana Mini tiene un modo normal de disparo (N), ideal para fotos de día o con flash, y un modo Bulb o de larga exposición (B), el que al activarlo permite a la cámara capturar la imagen todo el tiempo que tu presiones el disparador. Y lo mejor es que el disparador no se bloquea después de tomar una foto, así que puedes hacer exposiciones múltiples con todas las capas de imagen que desees. Además, cuenta con un switch que adapta la cámara a las diferentes condiciones de luz: el modo soleado y el modo nublado. Tiene también la posibilidad de añadirle un disparador de cable y una montura para trípode, generando la posibilidad de unas exposiciones prolongadas nítidas y en donde incluso tu mismo puedes salir haciéndole conejitos a tu novia. Por otra parte, puedes agregarle el mismo flash de Diana+ , el que incluye 12 colores diferentes e intercambiables, para pintar a tus amigos o a tu mascota de colores. Ahora, (y si tu economía está cabizbaja) tienes la posibilidad de obtener solamente la cámara, o bien el pack con el flash incluido. Ambas versiones incluyen un libro con muchas fotos de muestra, ordenadas de acuerdo al abanico de posibilidades que entrega la Diana Mini. Ya sea con exposiciones múltiples o exposiciones prolongadas o flashes de colores o lo que se te ocurra, mientras uses la Diana Mini podrás darte cuenta que el tamaño de la cámara no será impedimento para explorar todas tus cualidades lomográficas, y obtener resultados increíbles! Lomógrafo: KUTSHIE Su LomoHome!

Publicado el 29/03/2010

← Volver a portada del Blog